Donde se para el tiempo

Dice  el profesor e investigador mexicano Carlos Marichal,  que “México es una nación en permanente conflicto, traumático y fascinante”. Así es, pero sobre todo fascinante. Y si después de conocer estas tres zonas, que conforman el “Triángulo del Sol”, tuviéramos que  elegir una sola cosa de entre todas las conocidas, sin duda nos quedaríamos con su luz.

1 2

 

 Lugar blanco

Ixtapa Zihuatanejo es un complejo turístico moderno (su construcción empezó a principios de los años 70 del siglo pasado), que goza en la actualidad de gran calidad y buena infraestructura de hospedaje. Fue planificado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo con un fondo especial otorgado por el Banco de México, que pretendía la creación de nuevos destinos en las costas mexicanas.

 1

A 250 kilómetros de Acapulco, es un destino ideal para disfrutar de sus blancas playas y limpias aguas (Ixtapa significa lugar blanco), con la tranquilidad de una población de poco más de nueve mil habitantes, que en su día manifestó su deseo de que las nuevas construcciones no destruyeran su armonía con la naturaleza.

La planificación del Gobierno mexicano empezó en los años mencionados tras una expropiación de una plantación de cocoteros y manglares. A partir de entonces se ha ido incrementando la oferta hotelera  bajo la vigilancia de sus habitantes que se opusieron siempre al cambio de su fisionomía.

Su aeropuerto internacional, a solo diez minutos de la ciudad, su puerto deportivo, con capacidad para más de 600 yates, su campo de golf de 18 hoyos, villas privadas, restaurantes, etcétera, este destino turístico fue el primero financiado por el Banco Mundial, que apoyó la construcción del aeropuerto y otras vías y obras de infraestructuras, que lo han convertido en un moderno destino de  categoría mundial.

2

Sus Playa Linda y Playa Quieta parecen conducirnos al descanso y al disfrute de la zona, que  no ha perdido su estilo colonial costeño  y que sigue conservando una gran diversidad de vida salvaje en sus alrededores, así como innumerables especies de aves nativas que tuvimos la ocasión de admirar y contemplar, convirtiéndose así en uno de los más importantes destinos de México.

 Un paseo en catamarán

Saliendo del llamado Puerto Mío, se le brinda al turista la posibilidad de hacer un recorrido en catamarán y disfrutar de un baño en sus tranquilas aguas con hermosos fondos marinos o degustar a bordo de un trago de mezcal, su bebida más popular, o de contemplar algunas residencias turísticas, en la colina, muy cerca de la playa, como La casa que ve el mar o La casa que canta, para después  hacer un recorrido a pie por el pueblo pesquero, que sigue manteniendo sus tradiciones y costumbres, o entrar en su Museo Arqueológico de la Costa Grande, con sus importantes piezas de todos los tiempos.

4

También se pueden recorrer sus lagunas en barca pequeña para después anclar en medio de las poco profundas aguas y disfrutar de la bellísima naturaleza que las rodea fuera del estrés y de las prisas o participar en una suelta de tortugas, que instintivamente buscan inmediatamente el mar.

3

Los antiguos marineros pensaban que en la Costa del Pacífico se acababa el mundo, que después venía el mar y la nada, pero los españoles atravesaron el Pacífico, dieron la   vuelta al mundo y descubrieron sitios tan bellos como este.

5

 Congreso anual internacional

Este es el último destino recorrido por una treintena de periodistas y escritores de turismo de España durante la celebración de su congreso anual internacional. A lo largo de estos días hemos tenido ocasión de estar, sentir y ahora contar nuestras sensaciones, como las expresadas a lo largo de las reuniones de trabajo y sesiones de conferencias, donde se puso de manifiesto el gran acierto de elegir estos destinos turísticos y debatir la ponencia “España- México: claves del futuro turístico”, pronunciada por el director general del Instituto de Calidad Turística, Fernando Fraile.

Participaron en estos encuentros Covadonga Gómez, que presentó el Centro de Atención y Protección al Turista en Acapulco (CAPTA); Arely Figueroa, que habló sobre la promoción turística que están llevando a cabo en la zona, y Mario Hernández, periodista, miembro de la Real Academia Española de Gastronomía, autor de varios libros y Premio Nacional de Gastronomía sobre “El descubrimiento: un encuentro entre dos culturas gastronómicas”, que además de hablar de la cultura gastronómica España-México, planteó dudas razonables sobre Colón y su descubrimiento de América, que según mantiene “no fue casual”.

 6

Disfrutamos también de la ponencia “El valor económico y turístico del español como lengua universal”, que pronunció Ignacio Buqueras, presidente del Comité Ejecutivo del Homenaje Universal al idioma español, antes de la cena de clausura, que presidió el gobernador del Estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores.

Pies de fotos por orden de aparición

  1. Puesta de sol
  2. Barquita en la bahía
  3. Flora y fauna
  4. Grupo de turistas toman el sol a bordo de un catamarán
  5. Suelta de tortugas
  6. Colina donde se encuentran, entre otras, La Casa que ve el mar y La Casa que Canta
  7. El gobernador del Estado de Guerrero, Héctor Astudillo, der., recibe un obsequio que le entrega Mariano Palacín, presidente de FEPET (c)

©Copyright Diego Caballo