Un pueblo mágico con filigranas de plata

Está ubicado al norte de Guerrero, uno de los 32 estados federados de los Estados Unidos Mexicanos,  lugar que cada día está incrementado su interés turístico gracias a su potencial natural y a su infraestructura. Reconocido como Pueblo Mágico por la Secretaría de Turismo de México (SECTUR), que premia la conservación de la riqueza natural y cultural, por su aspecto colonial, sus calles empedradas o adoquinadas, de incesante trasiego y alta presencia del añorado vehículo Volkswagen “escarabajo”;  sus casonas de origen de la conquista española, su actividad minera y sus tiendas de plata y artesanía  salpicadas por muchos de sus rincones.

2JPG

 

 Taxco, adonde llegó una expedición española al mando de Hernán Cortés en 1521, cuyo nombre significa “juego de pelota”, es la ciudad de la plata, con minas existentes desde antes del virreinato español. Añade a su nombre Alarcón en memoria del dramaturgo Juan Ruiz de Alarcón, originario de una familia novohispana y en cuyo honor se celebran anualmente las Jornadas Alarconianas como acontecimiento relevante.

Con su profundo  estilo colonial, es capaz de evocarnos puntos de la geografía española que muy bien podrían encontrarse en la Andalucía de pueblos blancos o Extremadura.

Santa Prisca

Sus zonas de interés son numerosas, pero podemos empezar visitando el templo de Santa Prisca y San Sebastián, que no es catedral sino parroquia pero con pretensiones de basílica, con sus más de 250 años de antigüedad, (se construyó en siete años, de 1751 a 1758), que es uno de los iconos de la ciudad. Mandada a construir por un minero español, dueño de una de las riquezas más fabulosas del México de entonces, José de la Borda Sánchez, que tanto invirtió en la ciudad obedeciendo a su lema: “Dios le da a La Borda y La Borda le da Dios” antes de morir en Cuernavaca (Morelos) el 30 de mayo de 1778, al parecer, pobre y abandonado.

Cuenta con dos torres gemelas y en  su interior con una nave lateral que sirve de capilla y nueve retablos de madera recubiertos con hojas de oro y pinturas de autores como el novohispano Miguel Cabrera.

 3JPG

 Museos Virreinal y Guillermo Spratling

Con su clima cálido, que invita a pasear por sus calles, podemos visitar el Museo Virreinal, con su exposición permanente de arte, fundamentalmente de tipo religioso, y también el Museo Guillermo Spratling, en el que se exhiben piezas prehispánicas y platería de todos los tiempos. Guillermo Spratling (1900-1967), “el padre de la plata mexicana”, como fue reconocido, fue un  artista platero estadounidense impulsor de la actividad económica de Taxco. Fundador del primer taller artesanal de plata y creador de un programa para enseñar el oficio a los habitantes de la región.

Casa de las Lágrimas

Ahora llamada Casa Figueroa, fue construida a mediados  del XVIII, propiedad del Conde de la Cadena, quien llegó a Taxco como Magistrado y que fue Prefecto Político e íntimo amigo de José de la Borda, benefactor de Taxco.

6

Al parecer, según algunos escritos y explicaciones, para su construcción emplearon nativos de la tribu tlahuica, que pagaban su tributo con su trabajo y eran tratados con crueldad. A la muerte del Conde quedó como propietario  uno de sus descendientes, quien prefirió quitarle la vida a su hija antes que verla casada con el joven enamorado fuera de su abolengo. Después de este suceso quedó abandonada mucho tiempo. Durante la Guerra de la Independencia Morelos la ocupó como su cuartel general y nuevamente la casa fue testigo de penalidades, como las que pasaban los prisioneros. A finales del XIX pasó a ser propiedad de otra familia española descendientes de la primera. A todos ellos sobrevivió una anciana llamada Basilisa, señora muy rica que escondía sus caudales y joyas en ciertos huecos que hacía en los muros. Unos maleantes entraron con la intención de robarle sus “tesoros” y la asesinaron. Después del crimen, la casa infundía respeto y miedo por su aspecto tétrico, lúgubre y escalofriante. Más tarde fue adquirida por el pintor A.Figueroa, quien la transformó pero conservando su sabor de construcción de tipo español, con detalles de refinamiento y cerámica denominada talavera. Nunca fue habitada por Figueroa (1905-1975), aunque sí puso en ella su estudio de pintor y donde exhibía y vendía sus cuadros. Ahora, esta casa considerada monumento histórico, abre sus puertas a un público que escucha todos estos relatos mientras admira cada uno de sus rincones y hacen por entender de dónde le viene el nombre de Casa de las Lágrimas.

5

 

Mina de Taxco

Los vestigios de esta mina, con sus 35 metros de profundidad y sus más de 500 años de antigüedad, fue “descubierta” al desarrollarse los trabajos de construcción de un bar bajo el hotel Posada de la Misión.

4

Quizás no demasiado promocionada ni anunciada en los programas de visita, este atractivo turístico cobra gran interés por su magnífica organización, explicaciones del guía y una puesta en escena y grabaciones que, a veces con los ojos cerrados, nos transporta a la forma de trabajo minero prehispánico de la cultura Chontal, que la explotó entre 1400 y 1521 para extraer plata fundamentalmente pero también otros metales.

En estos yacimientos mineros, es posible también hacer un recorrido espeleológico descendiendo 130 metros a rappel para llegar a los escenarios más espectaculares por las profundidades máximas exploradas, donde la tierra el agua y el aire parecen mantener un mágico equilibrio.

7

 

Hacienda del Chorrillo y Las Grutas de Cacahuamilpa

Ya a las afueras de la ciudad,  podemos dirigirnos a la antigua hacienda del Chorrillo, construida por los hombres de Hernán Cortés entre los años 1525 y 1534 (según documentación existente), que después Cortés  donaría a su hijo legítimo Martín. En la actualidad es campus estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

A 30 kilómetros de Taxco visitamos también Las Grutas de Cacahuamilpa, dentro del Parque Nacional del mismo nombre, lugar de idílicas formaciones a través de miles de años y escenario de conciertos de la filarmónica de Acapulco. Decretada como Parque Nacional en 1936, podemos disfrutar de una amplia y variada flora y fauna, con más de 500 especies de vegetales existentes o reptiles, aves, anfibios y casi doscientas  especies de vertebrados. Cuenta con un recorrido de dos kilómetros a lo largo de los cuales  un guía especializado va dando explicaciones sobre las diferentes formaciones y sus procesos de crecimiento.

8

 

Sus fiestas más importantes

El Día del Jumil, un insecto convertido en manjar muy apreciado y valorado desde los tiempos prehispánicos al que le atribuyen propiedades benéficas importantes para el organismo,  que lo suelen consumir frito o condimentado con cebolla, chile y jitomate para ser agregado a la carne.

9

Sin duda, una de sus celebraciones más importantes es la Semana Santa, con su masivas procesiones organizadas por cofradías del lugar entre la que podemos destacar por su vistosidad y entrega la denominada de los “flagelantes encapuchados”, realizada por penitentes que cargan con pesados y diversos flagelos para hacer peticiones o penar sus pecados.

Feria Nacional Anual de la Plata, organizada por los artesanos, que tiene lugar en la última semana de noviembre.

Pies de fotos por orden de aparición

  1. Vista de Taxco, con Santa Prisa en el centro
  2. Torres de Santa Prisca
  3. Estatua de José de la Borda
  4.  Estatua de Ruiz de Alarcón
  5. Representación sobre el trabajo en la mina
  6. Venta de fruta
  7. Penitentes de Semana Santa
  8. Entrada a y las Grutas de Cacahuamilpa

 


©Copyright Diego Caballo