Por Daniel Caballo Méndez

La exageración de los retoques con programas informáticos pone continuamente en el punto de mira a marcas, diseñadores y empresas. Estamos acostumbrados a ello. Y acatamos estas mentiras como normales y habituales.

No nos deberían engañar constantemente aunque persigan un fin persuasivo. No deja de ser un engaño.

En el mundo de ficción, el cine, también usan sin mesura los retoques informáticos. Y aunque lícito por tratarse de algo creativo, el hecho de que los protagonistas dejen de ser humanos para convertirse en seres perfectos sin arrugas, sin poros en la piel, hace perder la empatía necesaria para sumergirte en la historia relatada. Si el contenido de la película es real, si sus personajes son de carne y hueso, deberían ser presentados como tales. Y un claro ejemplo que mostraremos a continuación sería la última película de Bardem y Penélope, “The counselor (El consejero)” donde asusta el retoque de los personajes, sobre todo de los femeninos.

Photoshop rebaja su peso

La modelo Filippa Hamilton, de 23 años, 1,77 metros de estatura y un peso de poco menos de 55 kilos, fue despedida en octubre del 2009  por la firma Ralph Lauren que consideró su cuerpo demasiado voluminoso para protagonizar la campaña de sus jeans Blue Label.

La modelo, que trabajaba desde 2002 para esta firma, declaró que “me despidieron porque decían que tenía sobrepeso y que ya no cabía en sus prendas”.

Según el diario neoyorquino Daily News, la firma Ralph Lauren previamente “decidió disimular con la ayuda photoshop los kilos de más de la modelo”, quien se muestra “muy orgullosa” de su cuerpo ya que considera que “una modelo debe tener un aspecto saludable”, por lo que cree que la firma le debe “una gran disculpa a todas las mujeres estadounidenses”.

El abogado de Hamilton, en declaraciones de las que se hicieron eco diferentes medios, cree que las fotos retocadas suponen “una desagradable manipulación de la imagen real de la modelo y que será gravemente perjudicial para ésta”.

Un comunicado difundido por Ralph Lauren y recogido por Daily News asegura que la modelo es “hermosa y sana” y que su relación profesional se dio por terminada debido a “su incapacidad de cumplir con sus obligaciones contractuales”.

Como publicaba la revista de moda Yo Dona, continúa así la polémica que comenzó en la web Photoshop Disasters, y que “pronto corría como la pólvora en los blogs de moda, como Boing Boing, que recogían la imagen, totalmente distorsionada” de esta modelo francesa mientras arreciaban las críticas a la firma de moda americana que se vio obligada a reconocer que “se distribuyó la imagen en cuestión por error y se usó en unos grandes almacenes de Japón”. Según los portavoces de Ralph Lauren, “reconocemos toda nuestra responsabilidad” y aseguraron que “ese error no tiene nada que ver con su relación con Filippa Hamilton”.

110b

Filippa Hamilton, antes (izda) y después del retoque con photoshop

 

A la británica Keira Knightley le aumentan los pechos

Los distribuidores americanos de la película El rey Arturo (2004) decidieron aumentar el volumen de los pechos de la actriz británica Keira Knightley en el cartel publicitario que la anunciaba.

Esta práctica de retoque se está generalizando y haciendo cada vez más habitual, fundamentalmente en publicaciones relacionadas con  la moda y en la denominada prensa rosa o papel cuché, por lo que se está haciendo cada vez más necesario poner algún tipo de control a la fascinante imaginación que desborda cualquier tipo de realidad, algo que está dispuesta a poner en práctica la organización que integra un conjunto de revistas en el Reino Unido, denominada Asociación de Publicaciones Peródicas, entre las que se encuentran Vogue y la edición inglesa de ¡Hola!, tras el veto solicitado por el Consejo Británico de la Moda y el sector sanitario.

110c

Esta campaña contó desde el principio con el apoyo de la actriz Kate Winslet,”quien dos años atrás osó plantar cara a la revista GQ por modificar un reportaje fotográfico del que era protagonista para estilizar su figura”.

Emma Thompson, al igual que Kate Winslet, tampoco está dispuesta a ceñirse a unos cánones de belleza artificiales que pueden resultar perjudiciales para la sociedad en general y el público joven por su posible influencia.

El desnudo “perfecto” de Jennifer Aniston

En diciembre del 2008 se publicó en la portada de la revista masculina GQ un desnudo de la actriz Jennifer Aniston que rozaba la perfección del cuerpo y la sensualidad femenina.

110d

Posteriormente, en una entrevista concedida al programa de televisión The Wiew, presentado por la veterana Bárbara Walters, Anniston, que entonces contaba con 39 años de edad, confesó que su perfección no se debía al ejercicio físico en general ni al yoga en particular sino que su espléndida figura le venía diseñada por un programa de retoque fotográfico. También explicó durante la entrevista que no pensaba que el desnudo “iba a ser tan explícito sino algo más bien insinuante”, y que se sintió muy a gusto con la sesión de fotos.

Un culo para Victoria Beckham

El famoso jugador de fútbol David Beckham y su esposa protagonizaron en 2006 el anuncio de un perfume en el que la pareja se abraza con mirada pícara de él y la resaltada sensualidad del culo de ella.

Según publicaban diferentes medios, Victoria usó un doble que “le prestaba” el trasero para la pose publicitaria. “Quiere decirse que en el anuncio hay tres, aunque la tercera no salga. El perfume se llama Intimately, o algo así, pero la foto pudiera llevar el lema El amor en los tiempos del Photoshop. El culo de Victoria es un fastuoso culo sacado de los fondos de armario de Photoshop, que se ve que viene muy surtido de culos de raza.

Según lo publicado, el matrimonio cobró más de diez millones de euros por el anuncio. Lo que no se conoce es cuánto le pagaron a la que prestó su culo anónimamente.

110e

Fotografías publicadas en El Mundo el 27 de agosto del 2006 de Victoria Beckham y su marido en el anuncio de Intimately (izda) y sin su marido en Lós Ángeles (dcha). AP

 

El cuello de Penélope

El retocador del premio Nacional de Fotografía, Alberto Yagüe, contó en las X Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño que cada año celebra el departamento de Comunicación Audiovisual y Nuevas Tecnologías de la Universidad Ceu San Pablo, cómo se quedó estupefacto cuando vio con asombro el anuncio que la casa L’Oreal había publicado en su web francesa. En 2009 las Jornadas se dedicaron a la moda y, como no, al retoque fotográfico. En algunos casos, como este, del todo abusivo. Ni la mano –relató Alberto- ni el pelo, ni mucho menos el cuello, pertenecían a la actriz española. ¿Con qué fin? Nosotros tampoco lo entendemos.

110jca

 

 

 


©Copyright Diego Caballo