IMG 2684 1

Argentina y Uruguay acogieron hasta el pasado día 7 de diciembre el congreso anual internacional de la FEPET, que tuvo como objetivo analizar la potencialidad turística de algunas regiones de estos dos países, así como presentar ponencias y difundir sus conclusiones entre la prensa especializada. Un total de 40 periodistas españoles, procedentes de diferentes regiones, participaron en este congreso, que se inició en Buenos Aires y concluyó en Montevideo.

Argentina

En Buenos Aires, además de visitar algunos de sus monumentos más representativos, como la Catedral y la Casa Rosada, los periodistas pudieron contemplar también el museo de Bellas Artes, con presencia de importantes pinturas españolas, y el museo de la Ciudad, además del teatro Colón, donde el grupo  disfrutó de una magnífica y evocadora visita guiada que les condujo por cada uno de los rincones de la historia de este centro de la cultura internacional, testigo de sublimes actuaciones operísticas y de otros géneros. También tuvieron ocasión de desplazarse a una amplia finca (allí denominada estancia), donde pudieron disfrutar de algunas demostraciones guanches, como exhibiciones a caballo y bailes tradicionales, sin faltar el internacional tango y la degustación de productos típicos argentinos.

 

En otra de las jornadas, a bordo de un autobús turístico que condujo al grupo por la capital,  el director general de Promoción Turística, Valentín Díaz Guilligan, destacó que reciben a más de dos millones de turistas al año, de los que una gran parte son españoles, y que  están trabajando para lograr mayores espacios libres peatonalizados, carriles para bicicletas y otras facilidades turísticas. Por su parte, Mariano Palacín, señaló que la presencia de la FEPET en la capital argentina era una asignatura pendiente y “un destino imprescindible”. Durante el recorrido, los periodistas hicieron un alto obligado para disfrutar de un paseo por Caminito, ese callejón-museo multicolor, ubicado en el barrio de la Boca, donde se mezclan aires nuevos con los compases del famoso tango del mismo nombre. Además, visitaron la Reserva Ecológica, un espacio de 265 hectáreas, que presta gran atención a la recuperación y conservación de flora y fauna y de grandes espacios de terrenos naturales.

 

También visitaron Ciudad de la Plata, diseñada y fundada con visión futurista, de amplias calles y avenidas, y primera que disfrutó de alumbrado público en la América Latina, con su catedral de estilo neogótico, y su importante museo, que además es  centro de investigación, como señaló Roberto Díaz, subsecretario de Turismo de la provincia de Buenos Aires, quien junto a la jefa de prensa del Estadio Único de La Plata, Ana Laura Gardinetti, guiaron a los periodistas por el conocido estadio.

Uruguay

    Uruguay, país en el que concluyó el congreso, está dividido en 19 departamentos, de los cuales el más pequeño es Montevideo, su capital, cuyo nombre se debe,  según una sólida teoría, a los seis montes que la rodean de Este a Oeste. (Monte VI de E-O. Monte sexto de Este a Oeste). Como ellos mismos defienden, hay mil maneras de conocer Montevideo: cada experiencia es única, cada recorrido un descubrimiento, cada paso una oportunidad diferente que los asistentes al congreso supieron aprovechar recorriendo sus calles para desembocar en la Plaza de la Independencia, en cuyo centro se eleva el monumento ecuestre a José Gervasio Artigas, militar rioplatense máximo prócer de Uruguay en las luchas independentistas. Esta plaza es  nexo de la Ciudad Vieja con la Ciudad Nueva, a cuyo alrededor están situadas algunas de las edificaciones más destacadas de la capital, como el teatro Solís, el Palacio Salvo, la Puerta de la Ciudadela y el Palacio Estévez, de estilo colonial, que se terminó de construir en 1874 y que hasta 1985 fue sede del Poder Ejecutivo y en 2009 adoptó el nombre de “Edificio José Artigas”.

Destacan también la Catedral, el edificio del Cabildo y Reales Cárceles, que es uno de los monumentos más representativos del Montevideo Colonial, de construcción de principios del s.XIX, declarado Monumento Histórico, y el museo del Carnaval, inaugurado en 2006, ubicado junto al Mercado del Puerto

   En una de las últimas jornadas el grupo de periodistas abandonó Montevideo para dirigirse a Punta del Este, destino turístico obligado de excelentes playas donde se encuentra la escultura de cinco dedos conocida como La Mano o, quizás, mano “ahogándose”, como aviso a nadadores en  su Playa Brava. Del artista chileno Mario Irarrazábal, acabada en 1982, La Mano se ha convertido en una de los símbolos de Uruguay y es hermana de esculturas semejantes ubicadas en el desierto de Atacama (Chile), en el Parque de Juan Carlos I de Madrid y en Venecia. También se pudo visitar ese mismo día Piriapolis, una gran ciudad turística del departamento de Maldonado, situada a casi cien kilómetros al este de la capital uruguaya. Fundada por Francisco Piria (1847-1933), Piriapoles es actualmente la primera ciudad balneario del país, y para algunos también la ciudad del amor por su enorme encanto, sosiego y forma de corazón.

Casapueblo y “Oda al Sol”

El punto final lo puso la visita a Casapueblo, una “escultura habitable” construida en Punta Ballena, lugar inhóspito cuando Carlos Páez Vilaró, pintor y escultor uruguayo, compró este terreno privilegiado donde levantó un conjunto arquitectónico de singular belleza y de construcción espontánea a lo largo de 36 años y sin la utilización de planos, que recuerda el estilo mediterráneo, pero con la habilidad del hornero, como dice el propio artista refiriéndose al pájaro típico uruguayo)

Desde uno de los balcones que miran al mar, como el que tuvimos ocasión de habitar para presenciar una de las más bellas puestas de sol, todos pedimos  atención al silencio y silencio a la atención para escuchar la voz del artista en su Oda al Sol, que inicia con un “¡Hola, Sol…! Otra vez sin anunciarte llegas a visitarnos…” Y añade en su penúltima estrofa, a la par que el sol va “cayendo” al mar arrastrando su calidez: “A diferencia del relámpago que, apenas proyecta  en la noche latigazos de luz, desde tu reinado planetario, tus destellos continúan activos, permanentes. Alguna vez la travesura de las nubes oculta tu esplendor, pero cuando ello ocurre, sabemos que estás ahí, jugando a las escondidas”. Casi en penumbras, el silencio fue roto por un aplauso a Vilaró, a su oda, a nosotros mismos por haber descubierto algo nuevo, que es lo más excitante de viajar. 

Asamblea

    La Asamblea anual se celebró en un céntrico hotel de la capital uruguaya, con la presencia del director general de Turismo de Uruguay, Benjamín Liberoff, quien destacó el importante crecimiento turístico experimentado por su país desde 2005, con un incremento del cuarenta por ciento y unos ingresos cuadruplicados en este sector. Liberoff resaltó también los valores gastronómicos del pequeño país del Cono Sur, en el que "cada vez van cobrando más fuerza algunos vinos" y el caviar uruguayo, al que calificó de "peor que el ruso, pero mejor que el iraní".

El presidente de la FEPET, Mariano Palacín, que abrió la asamblea con un agradecimiento especial a  Benjamín Liberoff, así como a los diferentes representantes de las organizaciones periodísticas uruguayas por su presencia, señaló el “gran potencial turístico de estos dos países vecinos” y auguró que “cada vez serán tomados más en cuenta como referencia en el mercado turístico internacional”.

Por su parte, el director general del Instituto para la Calidad Turística Española, Fernando Fraile, que ofreció una de las ponencias, resaltó que se planea poner en común la experiencia de empresarios, hosteleros y agentes de viaje españoles para que Uruguay alcance niveles de calidad europeos.

En el transcurso de la asamblea también se presentaron dos ponencias, la del técnico de empresas y actividades turísticas, Mario Hernández, sobre gastronomía, y la de Laura Pastor, asesora de fiscalidad internacional, sobre fiscalidad turística en Uruguay y su impacto a escala internacional.


©Copyright Diego Caballo