Quien vive, ve

pero quien viaja ve más

Proverbio árabe

Uruguay está dividido en 19 departamentos, de los cuales el más pequeño es Montevideo, cuyo nombre se debe,  según una sólida teoría, a los seis montes que la rodean de Este a Oeste. (Monte VI de E-O. Monte sexto de Este a Oeste).

Abandonamos su capital, Montevideo, y su estuario, el más grande del mundo, para dirigirnos a  uno de los lugares mágicos visitados por los periodistas asistentes al congreso internacional de la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET), durante su recorrido por Argentina y Uruguay: Piriapolis, esa gran ciudad turística del departamento de Maldonado, situada a casi cien kilómetros al este de la capital uruguaya, que tuvo como inicio un sueño en el que nadie creía.

Su fundador fue Francisco Piria (Montevideo, 1847-Priapolis, 1933), todo un personaje que de muy pequeño fue enviado a vivir en Italia con un sacerdote jesuita, tío paterno, que se encargó de su educación. De vuelta a Uruguay, con 16 años y conocimientos de Historia, así como mitológicos y filosóficos, que tanto influyeron en su futuro, se enroló como voluntario en un cuartel para después regentar un pequeño establecimiento en el Mercado Viejo de Montevideo, en el que también ejercía el trueque y que mantuvo hasta 1875, año en el que empezó a forjar su gran fortuna gracias a la compra-venta de tierras parceladas.

Piria, un gran loco-cuerdo iluminado, creyó en el turismo cuando ni remotamente se pensaba en su país en esa actividad. Supo ver  las posibilidades que ofrecía la zona de Punta Imán (donde las brújulas se vuelven locas) y empezó a construir Piriapolis, llamada así, ciudad de Piria, porque la prensa de entonces mantenía que sería una ciudad para él solo debido a su ubicación geográfica y a sus malos accesos.

Piriapolis, primera ciudad balneario del país hoy y para algunos la ciudad del amor por su enorme encanto, sosiego y forma de corazón, tiene en la actualidad casi nueve mil habitantes fijos y una población flotante mucho mayor, especialmente entre los meses de diciembre y marzo. Recibe numerosos visitantes argentinos y una cantidad cada vez más alta de europeos, entre ellos españoles, aunque el turismo interno es el más importante. 

Una imagen de la Virgen, única que no lleva velo sino pelo, y que por delante parece la Virgen y por detrás el Sagrado Corazón, mira desde la falda de la montaña mientras la carretera serpenteante nos conduce a la playa.

Fernando Juan Santiago Francisco María Piria, copropietario también de “La tribuna popular”, periódico que hacía oposición al Gobierno, fundador de barrios, un pueblo y una ciudad, iniciado en el comercio e izado a la cumbre por sus ideas de futuro, escribió, entre otras muchas obras, “El socialismo triunfante. Lo que será mi país dentro de 200 años” (1898), una obra con múltiples lecturas y que muy bien podría pertenecer al socialismo utópico o  a la ciencia ficción

A la puerta  del castillo que se construyó en Piriapolis, y en el que vivió los últimos años de su vida, aparecen dos leones alados. Dos leones que pierden la piel y ganan las alas, la espiritualidad, que quizás semejan el sueño inicial de Francisco Piria, que supo luchar con bravura y creer en los sueños.

20141204 235645_1 IMG 2708_1 IMG 2688_1  MG_3542

 


©Copyright Diego Caballo