Por Daniel Caballo Méndez

Dientes blanqueados

Las portadas de las revistas Semana, del día 14 de julio de 2004, ¡Hola!, del 15 de julio, y Lecturas, del 16 de julio, muestran la misma fotografía en la que aparecen la reina Sofía y la princesa Letizia, ambas con amplia sonrisa. A pesar de publicar la misma imagen observamos varias diferencias. En Semana no podemos apreciar retoque alguno en las dentaduras de las protagonistas, aunque invierte la imagen para evitar que la Reina, más alta que la Princesa, oculte parte de su cabecera. En la primera de Lecturas resultan evidentes modificaciones en sus dentaduras con el fin de mejorar su apariencia. Se aprecia cierto blanqueo y, un retoque en un incisivo de doña Leticia. ¿Inocente y cariñoso? Puede. ¿Se podría evitar y dejar que los lectores “gocen” de la realidad, esa realidad que a veces nos une a los humanos por nuestros pequeños defectos? En ¡Hola! ese efecto blanqueador es mucho más acuciado y el blanco de ambas dentaduras tiende al nuclear.

 

En la revista Semana curiosamente también “desaparecen” las gafas que llevaba doña Letizia  colgando de su suéter, deducimos que para no dar publicidad gratuita a una conocida marca de gafas, aunque no se aprecia a simple vista, o porque molesta al titular.

Portadas de las revistas Semana, Lecturas y ¡Hola!

Manipul II 1ª

 

Detalle de la boca de la Princesa de Asturias

Manipul II 2ª

 

Una fotografía del rey aportada como prueba por la banda asesina ETA

 “ETA afirma que no pudo asesinar al Rey en Baleares por “complicaciones técnicas”. Así titulaba El País, 20/8/95, la información concerniente al comando que intentó asesinar al Rey en Mallorca. Según un comunicado de ETA, publicado en el diario Egin, el comando lo tuvo “dos veces a tiro”. El País reproduce una fotografía del velero Rioja de España, en donde aparece don Juan Carlos, que ETA dice haber realizado durante el mes de agosto de 1995, para probar que tuvo a tiro al monarca. ETA, dice en el comunicado que, “desgraciadamente, esta vez no se ha podido culminar la acción debido a complicaciones técnicas”. La Policía desmintió que ETA tuviera a tiro al Rey y señaló, como también opinaban fuentes del Real Club Náutico de Palma, que la foto no es actual sino del verano anterior.

Bajo parte de la primera página de Egin, con la foto realizada por los etarras, El País señala que “El Rioja de España” no ha navegado durante este año (1995) en aguas de Mallorca”.

La Vanguardia, del domingo 20 de agosto de 1995, también reproduce la primera de Egin y titula: “La foto aportada por ETA como prueba de que tuvo al Rey a tiro fue captada en julio de 1994”. Y añade: “ETA trató de demostrar, con una foto realizada hace un año, que durante este mes el comando etarra detenido la pasada semana tuvo “dos veces a tiro” al Rey. Por medio de un comunicado, la organización asesina asegura que los terroristas no pudieron “culminar la acción” por “complicaciones técnicas”.

ETA, que cubre bajo sus siglas una banda de asesinos, ha tenido siempre una especial fijación por la fotografía y la manipulación a su medida, además de falsificar el carné profesional que expedía la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa (ANIGP), ahora ANIGP-TV.

Ilustración de Ramón publicada en Ya el 21 de agosto de 1995

 

 Manipul II 3ª

Deia y Gara ridiculizan al rey

El diario ruso Kommersant se hizo eco de la denuncia de un funcionario de la región de Vólogda, al norte de Moscú, que acusaba al rey don Juan Carlos de haber participado “en una cacería en la que abatió a un oso amaestrado que habría sido previamente emborrachado con vodka mezclado con miel”, algo que la Fiscalía de Rusia desmintió. El Mundo, 16 de diciembre de 2008, pág. 10, daba amplia información, firmada por Joaquín Manso, bajo el título: “El oso Mitrofán llega a la Audiencia”.

La Audiencia Nacional, una vez más, ha tenido que poner a prueba su criterio sobre los límites de libertad de expresión. El Juzgado Central de lo Penal acogió el juicio – según lo publicado por El Mundo -contra tres colaboradores de los diarios vascos Deia y Gara por hacer sátira del episodio que relacionó al Monarca con la cacería en Rusia y por lo que la Fiscalía pidió 10.800 euros de multa para cada uno de los tres.

Manipul II 4ª

El escrito del fiscal Pedro Rubira concluye que el filósofo Incola Lococo y los humoristas Rodríguez & Ripa publicaron frases “ofensivas, impropias, injustas y oprobiosas, que expresan un evidente menosprecio hacia el Rey y la institución que representa, por lo que el ejercicio del derecho fundamental a la libertad de expresión  resulta (...) contrario al principio de proporcionalidad (...), superándose con mucho lo que pudieran considerarse críticas hirientes, molestas o desabridas”.

La fotocomposición, publicada en Deia el 28 de octubre  de 2006, es uno de los objetos de acusación, pues según el fiscal, su “único y exclusivo afán es trasladar a los lectores la imagen del Rey de España como un alcohólico y hacer “más hiriente y vejatorio” el artículo titulado “Las tribulaciones del oso Yogui”, que firmó Incola Lococo en Deia y Gara tres días después.

“En ese texto -dice Joaquín Manso en El Mundo- Lococo simula una conversación entre el televisivo  personaje del parque Yellowstone y su compañero Bubu” en la que dicen cosas como que “no estaría de más que se diera la voz de alarma a los ositos de peluche, incluidos los de Froilán y toda la cuchipanda, no sea que el mequetrefe de su abuelo, despechado por no encontrar ejemplares en la fauna, la emprenda a tiro limpio con ellos”.

La princesa monegasca

En el caso que describimos a continuación, tres revistas europeas  coinciden en su noticia principal de portada, y las tres manipulan diferentes imágenes captadas de un mismo acto social celebrado en Mónaco, con la princesa Carolina como principal protagonista y publicado el 8 de abril de 1996.

La manipulación más descarada la realiza la revista francesa Paris Match, haciendo desaparecer a las personas que se encuentran entre la princesa y su acompañante, Ernesto Augusto. También realiza un encuadre diferente al de la imagen original, evitando así que aparezca la persona que se encuentra a la derecha de la fotografía. La intención de estos retoques es acercar a la pareja, simulando mayor unidad y proximidad de la existente.

La revista alemana Bunte manipula también su fotografía de portada para aislar a los personajes  principales y acercarlos también entre si. La imagen elegida para ilustrar su primera página es diferente a la de Paris Match, pero la intención del montaje es idéntica. Al igual que la revista francesa, el encuadre es distinto al de la fotografía original, sesgando la imagen por el lado derecho para hacer desaparecer del plano a otro personaje.

Por último, la revista italiana Oggi, realiza la más leve de las tres manipulaciones que mostramos a continuación. En su portada observamos que la persona que aparece situada detrás de la princesa Carolina es eliminada mediante el ordenador para poder insertar otras fotografías que ilustren su portada. Además, tal y como se hace en  los dos casos anteriores, se practica un corte a la imagen sesgándola por su lado derecho para que no aparezca en la imagen  el personaje de la derecha.

Portadas de las revistas Bunte, Oggi y Paris Match, del 8 de abril de 1996

Manipul II 5ª


©Copyright Diego Caballo